Uncategorized

Ser choach tiene sus grandes recompensas

El fin de semana pasado, concretamente desde el jueves 10 de septiembre hasta el sábado 12 de septiembre, se llevó a cabo un evento denominado Startup Weekend.

El evento generalmente es organizado por un grupo entusiasta por los Startup, con gente de distintos perfiles profesionales, personas que según veo se conocen hace ya mucho tiempo atrás.

Un día decidí probar y colaborar en un evento de este tipo, fue así que me dieron la posibilidad de integrar el grupo de mentores, para el mencionado evento.

Fue muy interesante apoyar con mi granito de arena a las personas que estaban deseosas de transformar su idea en un negocio rentable y que además tenga grandes proyecciones de crecimiento.

Hubieron ideas interesantes y algunas que definitivamente no estaban preparadas ni pensadas para ser llevadas adelante, de las ideas que quedaron seleccionadas, tenía que salir el ganador de todo el Startup.

Una vez se habían conformado los equipos para cada idea seleccionada, comenzó la explicación de qué y cómo debían preparar la idea para que pueda ser presentada como un prototipo final.

Luego de la explicación y presentación hecha por los organizadores, comenzó el trabajo de los mentores, mi trabajo, me reuní con cada uno de los grupos, revisando sus ideas y por sobre todo, si sabían cuál era el valor agregado, si conocían su propuesta de valor, esa que es la que hace que el cliente se enamore del producto y por sobre todo lo prefiera sobre productos similares o la competencia.

Vi que el conocimiento sobre marketing y sobre ventas era bastante reducido, ningún participante pudo definir en pocas palabras su propuesta de valor.

Fue entonces que inicié mi trabajo preparando de manera específica que las personas participantes, aprendan a definir su propuesta de valor y luego la puedan vender, después de que pudieron aprender y reconocer esos parámetros, apoye a un par de proyectos con la parte técnica orientada a las tecnologías de la información.

Luego de varias horas apoyando y guiando a los participantes, se comenzó a notar el trabajo que hacían los otros mentores y desde luego el trabajo que yo estaba llevando a cabo.

Al final, los participantes quedaron contentos con los conceptos que aprendieron, con las enseñanzas impartidas y pudieron aterrizar y diseñar un modelo de negocio que pudría ser con un poco más de empeño y guía un negocio rentable y con buen futuro en poco tiempo más.

Ver esas ideas tomar una forma coherente y encaminadas hacia un buen modelo de negocio es la recompensa que los mentores tuvimos, ver nuestros consejos y sugerencias bien entendidos y además puestos en práctica, es muy reconfortante.

Existen nuevas opciones de seguir apoyando este tipo de eventos, espero poder colaborar y seguir aportando para pulir y mejorar ideas que lleguen a convertirse en emprendimientos sostenibles, innovadores y que principalmente colaboren con el progreso de los emprendedores y su ecosistema.

Creo que lo más importante de ser coach lo describe la imagen a continuación: 

Ayudar a otras personas a escalar y alcanzar sus metas, es altamente gratificante.

Según tengo entendido en octubre habrá otro evento de este tipo, espero estar invitado y poder aportar con mi granito de arena, desde luego ahora estoy acercándome a algunas personas que también están buscando una guía y orientación para emprender, al igual que a los participantes del evento, guiaré a este grupo de emprendedores a conseguir su objetivo.

En algunos días más estaré comentado y publicando sobre algún otro tema de actualidad o de interés para mis lectores.

Hasta otro día…

Anuncios