¿Cómo defines el éxito?

Cada día que pasa, tengo la oportunidad de conocer y aprender sobre muchos temas, pero principalmente los que más me llaman la atención, son aquellos que se refieren a oportunidades perdidas o a ideas que descartamos, por innumerables razones.

Muchas personas descartan pequeñas ideas porque aparentemente no tienen un impacto grande a simple vista, sin embargo, es en base a pequeñas ideas que se han construido importantes cambios en la historia.

Depende que tan bien gestionado está tu medio ambiente, tu ecosistema, si eres una de esas personas que no toma en cuenta dentro sus lecciones aprendidas, los distintos sucesos de su vida, no se adapta y no es flexible a la dinámica de la vida, seguramente será mucho más fácil que descartes ideas y dejes pasar oportunidades.

Dentro de mi segundo libro que estoy escribiendo cuyos primeros capítulos los publiqué hace algunas semanas atrás, comento sobre cuál podría ser un buen camino para llevar a la práctica tu idea y convertirla en un emprendimiento que puede cambiar tu vida.

Mucha gente asocia el éxito con el reconocimiento de la gente y del medio donde se desenvuelve, sin embargo; ¿es realmente ese el único camino para ser exitoso?

Existen muchas definiciones sobre la palabra éxito, por ejemplo la extraída del diccionario que es:

  1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
  2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.
  3. m. p. us. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Esas son las tres definiciones que fueron extraídas del sitio web de la Real Academia de la Lengua Española. Ver: http://dle.rae.es/?id=HGAP1jB

Yo en lo personal me quedo con la primera, ya que para mí el éxito se basa en un excelente resultado personal de cualquier empresa o proyecto que emprendamos.

Por ejemplo tengo un amigo muy cercano, que durante algo más de año y medio estuvo trabajando de forma esporádica, tenía pocos proyectos o más bien dicho escasos, apenas le daban para mantenerse de manera muy ajustada.

Varias ideas de negocios que había intentado, resultaron desastrosas con muy malos resultados, en fin, él estaba al borde de la desesperación ya que las cuentas llegan cada mes y no dan un respiro.

Fue entonces que nos reunimos un día en mi  Laboratorio Secreto (BearSoft), donde doy forma a mis ideas y trato de aportar a la gente que conozco o que me permite que le colabore, fue ese día que en medio de la charla le invité a que reflexione sobre lo que para él sería el éxito y cuál sería el resultado deseado, el que él quiere alcanzar.

Después de varios minutos que usó mi amigo para ordenar sus ideas y deseos, me dijo de manera continua y sin pausas todo lo que él quería que le sucediera, que fue algo como esto:

  • No tener que preocuparme por tener que conseguir el dinero para cada mes. Recibir a través de cualquier actividad que realice el dinero mínimo necesario al menos para vivir.
  • Tener tiempo para hacer otras actividades y así todo el dinero adicional producto de mis actividades extras, lo pueda ahorrar o usar para mi familia e invertir en algún otro negocio.
  • Tener tiempo para estar con mi familia y también compartir con mis amigos, no me gustan los trabajos en los que entras de día y sales de noche, es por eso que un trabajo convencional no es lo mío.

Ante esas tres ideas claramente definidas en sus límites y alcances, le sugerí que comience a buscar un trabajo poco convencional y si no lo encontraba que él mismo plante a través de la resignación de ciertas comodidades a cambio de otras, ese podría ser el inicio de la construcción de su éxito.

Así como muestra la imagen al inicio de esta entrada, el éxito se debe construir día a día y es sólo nuestro, para mí el éxito está en ser feliz y tener tu medio controlado y que tus actividades tengan un buen final y alcances tus objetivos, más allá de si esa consecución de objetivos sea o no reconocida, te basta tu propia tranquilidad y felicidad para ser y sentirte exitoso.

Mi amigo tardó como 5 o 6 meses en encontrar la persona que aceptó su idea de resignar ciertos privilegios y comodidades a cambio de otras, consiguió luego de decenas de currículos enviados y varias entrevistas de por medio, la empresa y en particular la persona que estaba de acuerdo en cambiar el contexto y lo convencional por algo que podría ser una alternativa muy positiva.

Ahora mi amigo, desde hace casi 6 meses, trabaja de 8 de la mañana a 4 de la tarde, gana un salario que le permite vivir tranquilo y tener sus gastos controlados incluso algo de ahorro, puede dedicarse a otras actividades tal como él quería, también tiene mucho más tiempo, no tiene horarios, no sufre de estrés ni de descuentos y siente que el éxito está comenzando a rondar su vida, yo pienso que él está comenzando a construir su propio éxito.

Si te sientes agobiado y estás estresado, además piensas que no eres exitoso, te invito así como lo hice con mi amigo, a ordenar tus ideas y deseos, luego búscalos pero no te olvides que tal vez debas resignar algunas cosas a cambio de otras mejores o más valiosas para ti.

¡Dale! Inicia hoy, no te olvides que el éxito se lo construye, no lo regalan ni se lo compra, cada idea por muy pequeña que sea cuenta, cada oportunidad sirve, cada instante podría ser el inicio de una nueva vida para ti.

Hasta la siguiente entrada…

Anuncios