Un nuevo punto de vista

Luego de una forzosa pausa, debido a un momento de sequía de ideas para escribir, falta de eventos motivantes y/o relevantes, comienzo a publicar mi primera entrada del año y de esta nueva temporada.

Hace 4 meses que fue la última vez que escribí, en todo ese tiempo sucedieron varias cosas que fueron importantes no sólo a nivel profesional, sino a nivel personal, que me permitieron construir una nueva visión que creo puede ser útil para muchas personas y es por eso que escogí ese tema para esta primera entrada de esta nueva temporada.

Al igual que la imagen anterior, es inevitable tener los llamados buenos y malos días, dependerá mucho de nuestra base, de qué estamos hechos, o cómo nos hemos criado y educado, para que tomemos una u otra decisión para salir de un momento de bajón o de tristeza, de esos que pueden ser el inicio de un obscuro camino o simplemente ser sólo eventos que componen nuestra vida.

Seguramente en la era de los muchos autores de auto ayuda, de los famosos “Green Life”, o los más conocidos “Fitness”, la gente quiere demostrar de más de una forma, que está con el nuevo movimiento, que piensa y opina igual, que con una serie de frases optimistas, es más que suficiente para dejar atrás un momento ingrato o de conflicto.

Mostrar una serie de imágenes principalmente fotográficas, de lo bien que se ven o que la pasan, asumo que para muchos es suficiente para llevar una vida plena, si es que a todo eso se puede llamar pleno.

En realidad, todo lo anterior sólo incrementa la presión y el estrés por alcanzar una vida exitosa, la pregunta es: ¿Qué es el éxito para mi y de qué está compuesto?

Este es el momento en el cual puedo llegar a tener miles de detractores al igual que algunos seguidores, mi concepto de éxito ha ido cambiando con el correr de los años.

Creo que hablar de lo que al inicio significaba el éxito para mi, sería inútil ya que hoy por hoy sólo me interesa la nueva visión que tengo sobre esa palabra tan pequeña pero al la vez tan definitoria.

Hace poco conversando con mi esposa, antes de cambiar por completo mi visión, en las palabras dulces que ella me decía, al fin entendí muchas cosas que parecen obvias, pero estaba tan metido en un equivocado concepto de ÉXITO, que casi dejo pasar al oportunidad de disfrutar al máximo mis días.

Mientras ella me mencionaba todo lo que yo había hecho y conseguido hasta ese día, fue cuando entendí al fin, que era mucho más exitoso que millones de seres humanos, que había escalado mucho de una empinada montaña y que si bien todavía faltaba bastante para llegar a la cima, de donde me encontraba se tenía una vista espectacular de todo lo recorrido. Yo había llegado tan alto que incluso había superado mis expectativas, muchos sueños de niño, ya los había cumplido, mi profesión, mi laboratorio secreto, escribir un libro, tener una familia, en fin, tanto que había conseguido sin ser consciente de ello. Al tener una visión equívoca de lo que es el éxito, pensaba que aún no había avanzado a ninguna parte y peor aún no tenía nada, cuando en realidad tenía todo lo necesario para llevar una vida plena y exitosa.

Cuando al fin fui consciente de que estaba parado en un lugar muy privilegiado del camino que elegí recorrer de manera inconsciente, mis decisiones buenas o malas me llevaron por esa ruta y aunque nunca lo había planificado de esa forma, al fin entendí, que más allá de las creencias que puedas profesar, de lo muy preparado o no que estés, simplemente eres producto de tus decisiones y lo mucho que hayas aprovechado una oportunidad en el momento en el esta se te presentó.

Analizando de manera simple y directa y al haber cambiado mi visión, pude apreciar que  mi vida, ha sido más que interesante y llena de cosas positivas, muchas más de las que yo pensaba, lo cual, me permite hoy en día sentirme exitoso, con lo que tengo y he conseguido, que si lo pongo en una lista se resume a: Un techo que me cobija en la noche y los días de lluvia, una cama tibia adornada por una mujer que entre las muchas personas que pudo escoger, decidió por mi y se ha vuelto en más que mi compañera de vida, una hija que me llena de satisfacciones y de sonrisas con su forma de ser, tres comidas al día, un cuarto que es mi laboratorio secreto y que sólo es para mi y dónde tengo mis tesoros recolectados a la largo de toda mi vida un trabajo que amo y en el que aprendo a diario, con eso tengo más que millones y en realidad no necesito nada más aunque todo lo nuevo que pueda conseguir siempre será bienvenido.

En síntesis, todo esto lo tenía hace bastante tiempo, sólo que no era consciente y seguía buscando el tesoro cuando en realidad lo tenía en mis manos, suele suceder cuando no prestas atención.

Creo que todo está en la forma de ver las cosas, a veces es bueno cambiar de visión, eso nos permite ver mejor y descubrir cosas que están ahí, pero no las vemos.

Hasta una próxima…….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s