Pensamientos

Un gran cambio

Hace como 20 años atrás cuando me encontraba en la recta final de mi vida universitaria, tenía un sueño, crear mi propia empresa de desarrollo de software, basado en que tenía por ahí un par de catedráticos que me decían que era muy bueno programando; aún no sé si estaban equivocados en sus apreciaciones, si todo el material que nos daban para aprender era muy básico, escaso, si la universidad donde estudié tenía muy baja calidad educativa o si mi capacidad de investigación no era la más adecuada, pero hoy 20 años después pienso que tal vez no fui bien guiado y tampoco tenía muy claro el camino a seguir por lo que tomé malas decisiones.

Desde la idea inicial de mi RRB SYSTEMS, hasta la creación de BearSoft, muchas cosas sucedieron, sin embargo el deseo siempre estuvo vigente, luego de una serie de espejismos que me hicieron seguir creyendo que tenía todo para que la empresa que la había ideado en 1997 sea todo un éxito, el paso del tiempo, mis enormes limitaciones en el relacionamiento con las personas, mi falta de contactos, la carencia de amigos, la falta de gente que pueda avalar mi conocimiento y capacidad, BearSoft, se fue encaminando hacia la crónica de un fracaso anunciado.

Haber desarrollado más de 30 proyectos yo solo, haber creado mi propia plataforma de desarrollo, haber aprendido a investigar y a desarrollar de forma autodidacta el 90% del conocimiento que hoy tengo, no fue suficiente, siempre las historias terminaban en un fracaso, la falta de éxito en esas incursiones y en todos los planes, me llevaron a un momento de mucha tristeza y reflexión.

Pero como BearSoft era yo mismo, no podía dejar de trabajar, era indispensable seguir generando los ingresos mínimos, así que tuve que empezar a realizar un cambio, tan pequeño y tan imperceptible que al principio no me había dado cuenta que el cambio había comenzado.

Comencé a desarrollar otros conocimientos que fui adquiriendo producto de mi enorme curiosidad y deseo de aprender cosas nuevas, las auditorías, fueron el puntapié inicial, comencé a hacer auditorías colaborando con una empresa auditora, es por eso que guardo un lugar muy especial en mi corazón a la empresa que confió en mi y me dio la oportunidad de ir desarrollando esas nuevas habilidades que estaba adquiriendo.

Las auditorías me permitieron de alguna manera ver el mundo con ojos nuevos, habían cosas más allá del simple desarrollo de software, cosas tecnológicas que me gustan, que se complementan con mis primeros conocimientos de desarrollo de software. La vida tenía otros aspectos no explorados, era necesario cambiar.

Buscando nuevos medios de ingreso, comencé a enseñar, capacité a personas a otros profesionales, en base a la experiencia y conocimiento que yo había adquirido, era otro camino nuevo, la enseñanza, no me había dado cuenta que me gustaba enseñar y compartir el conocimiento adquirido con otras personas.

Luego comencé a realizar controles de calidad a software ya desarrollado por otros desarrolladores, otra nueva experiencia dentro de mi misma carrera, BearSoft, podía seguir manteniéndose vigente y en pie, en base a esas nuevas formas de ejercer mi profesión y generar recursos. El modelo de negocio de BearSoft fue cambiando día a día.

Finalmente vender mis horas, mi tiempo útil se convirtió en una nueva forma de generar ingresos, hoy por hoy, esta es todavía la forma que más ingresos me genera. De una u otra forma BearSoft ha sobrevivido a todo al igual que yo.

Pero claro todo lo sucedido no necesariamente es lo que yo esperaba o deseaba, incluso, dentro de esta forma de generar dinero me tuve que enfrentar a personas que no aprecian mi esfuerzo, trabajo y conocimiento adquirido, menos respetan mi experiencia y si bien, de manera tangencial y muy disimulada, me he enterado que estas personas reconocen mi trabajo, pero nunca me lo han dicho.

En resumen, mi vida por la línea tecnológica, mi viaje por la carrera que escogí, me ha dejado más frustraciones que otra cosa, entonces comencé hace un par de años a explorar nuevas cosas que hacer, para en un futuro cercano salir en un brinco de mi actual pecera a una nueva dónde tal vez haya algo realmente satisfactorio que me espere.

Aprendí a cocinar cuando tenía 10 años, según mucha gente tengo muy buena sazón, tal vez ese podría ser un camino nuevo a seguir, por otro lado hace un par de años comencé a escribir, una pasión que tenía desde mis 13 años, que escribía cuentos de misterio para mi clase de literatura en el colegio.

Publiqué un libro en Amazon.com, pero sé que me falta mucho, mi estilo debe ser rudimentario, no tengo un feedback de los lectores porque muchos no los conozco, los lectores que conozco nunca me han dado una opinión, así que creo que equivale a que no está muy bueno el libro, pero me gusta y tengo muchas ideas, el tema es poder financiar el tiempo que me tome ponerlas en papel y además poder publicar físicamente el libro, porque en mi país los libros electrónicos no tienen acogida.

La docencia, me gusta sin embargo no como medio de ganarme la vida, si como medio de cambiar de ambiente, podría ser una más de muchas actividades que puedo hacer.

La idea de abrir un café temático, me da vueltas la cabeza, lo mismo que otras ideas, sin embargo lo que tengo que encontrar todavía es la solución a un problema que actualmente tenga la gente, eso es algo que he aprendido, si vendes algo que no soluciona nada, pues por muy buen producto o servicio que tengas, no venderás lo suficiente y seguro que irás al fracaso.

Entonces, lo que si me queda claro es que tengo que crear, fabricar o producir, algo que no necesite contactos para venderlo, que solucione alguna carencia de las personas y que no importa si es algo de la carrera que estudié o de las muchas otras habilidades que fui desarrollando a lo largo de mi vida, lo importante es adaptarse al cambio y salir de la comodidad de lo conocido para adentrarme a lo desconocido que tal vez, si me traiga las satisfacciones que mi actual contexto no me ha dado.

Por ahora resta, sin descuidar las actividades que me están dando el sustento diario, comenzar la planificación de manera seria de ese salto que pretendo dar, esta vez, a diferencia de hace 20 años, conozco mucho más la vida y su funcionamiento, tengo mucha más experiencia y conocimiento, mayores habilidades, más necesidades y he mejorado mi equipamiento, así que debería de aprovechar estas ventajas que antes no tenía y el salto debería ser exitoso.

Sin miedo, por ahora, sólo es cuestión de tiempo, seguro más adelante estaré compartiendo detalles de mi cambio, más allá del resultado, el cambio en sí ya es un éxito, por el simple hecho de que no me quedé con mis lamentaciones, mis derrotas y fracasos, opte por buscar el lugar que me corresponde, donde no seré uno más de miles, sino, seré alguien que hizo algo para cambiar la vida de miles.

Si sale todo bien o no, al menos mi vida y la de mi familia habrá cambiado y sé plenamente que ese cambio será muy positivo para nosotros, porque el otro camino ya lo conocemos y no nos llevará a ningún lugar nuevo, la pecera quedó muy chica y ya no hay cabida.

Finalmente si soy bueno o no, en una u otra cosa, me es intrascendente, seguiré probando todo lo aprendido, seguiré aprendiendo y desarrollado mis habilidades y de seguro encontraré la pecera adecuada.

Hasta otro día!

Anuncios