Empresas y Emprendedores, una visión distinta de crecimiento. Capítulo 2

CAPÍTULO 2

Indudablemente una vez que hemos podido definir la propuesta de valor, el modelo QIBS, define como segundo paso el planteamiento del modelo de negocio. 

Pero desde luego el modelo de negocio tiene muchas formas de ser encarado, de hecho en la actualidad existen varias plantillas (CANVAS) que permiten conocer los componentes más importantes a la hora de implementar un modelo de negocio.

Cualquiera que sea el modelo, plantilla o metodología que usemos para plantear el modelo de negocio, lo más importante que debemos tener en cuenta y nuestra mayor dedicación se debe centrar en algunos elementos claves que a continuación explicamos.

PASO 2: MODELO DE NEGOCIO

Sin lugar a dudas, una de las plantillas más difundidas y conocidas en el mundo de los startups debe ser la siguiente:

Esta imagen muestra el modelo de negocios denominado BUSINESS MODEL CANVAS, está compuesto de 9 elementos que hacen y conforman un modelo de negocios que ha revolucionado el mundo de los emprendimientos.

Sin embargo pocas veces los emprendedores pueden realmente conceptualizar las ideas que tienen y plasmarlas de manera adecuada en el modelo anterior, muchas veces se pierden en componentes que desde mi perspectiva son menos importantes que otros.

Por la experiencia de algo más de 15 años como emprendedor y algo más de 5 años utilizando este modelo para ayudar y apoyar a las personas que me lo han pedido, puedo decir sin miedo a equivocarme que existen tres componentes que son vitales, si estos están claramente definidos, los otros 6 seguramente será cuestión de tiempo complementarlos de la manera adecuada. 


Los componentes que son los más importantes y que deben captar la mayor atención y detalle son:

  1. Propuesta de valor: En el anterior capítulo hemos descrito la propuesta de valor, si no tienes claramente defina está propuesta, desde luego ningún emprendimiento podrá ser exitoso.
  2. Segmentos de clientes: ¿A quién y qué estás solucionando con tu producto o servicio?, ¿cómo puedes llegar a ese cliente?. Estas son sólo algunas de las preguntas que debes hacerte, si bien son las más importantes, existen otras que deberás responder para definir bien quién es tu cliente, quién es el objetivo final para consumir tu producto o servicio
  3. Actividades clave: La pregunta más importante que podemos hacer en este componente es ¿cómo hacemos y/o producimos nuestro producto o servicio? ¿qué actividades son irremplazables para elaborar nuestro producto o servicio?. Con estas y otras preguntas debemos poder definir nuestro proceso productivo y desde luego los elementos vitales para generar nuestra propuesta de valor.

Los otros componentes del CANVAS, seguramente, saldrán más que por defecto con estos tres componentes clara y puntualmente definidos.

Desde luego la actividad más importante, resulta ser la definición de nuestra propuesta de valor, esta definición es fundamental para poder lograr el éxito de cualquier idea de negocio y desde luego el emprendimiento en si.

A continuación se muestra una infografía que plantea algunas ideas que te pueden ayudar a definir apropiadamente estos tres elementos, que básicamente son el centro de esta u otra plantilla que sirve para definir modelos de negocio.


Sigue validando tu idea, tu propuesta de valor, y tus clientes objetivo, para que tu modelo sea sólido y puedas crear un emprendimiento que realmente genere los frutos que esperas.


Hasta un otro día!

Anuncios

Empresas y Emprendedores, una visión distinta de crecimiento. Capítulo 1

CAPÍTULO 1

El modelo QIBS, no es un modelo que tenga componentes desconocidos o que no sean parte de otros modelos vigentes y actuales, es por eso que el poder explicar este modelo y aplicar en una caso concreto es mucho más sencillo de lo que podría parecer en primera instancia.

Desde luego cada modelo tiene sus grandes ventajas y también algunas desventajas que podrán ser más complejas o menos complejas dependiendo del grado de conocimiento del modelo e incluso del tipo de idea de negocio, empresa o mercado.

El modelo QIBS, está compuesto por 10 pasos fundamentales que han sido probados, no sólo por el autor, sino la experiencia en distintos negocios y emprendimientos que han utilizado elementos y/o componentes similares o con una estructura parecida.

Luego de las aclaraciones correspondientes, procedemos sin más preámbulos a explicar el primer componente del modelo QIBS.

PASO 1: PROPUESTA DE VALOR

Definitivamente este concepto es el más importante en una idea de negocio y en una empresa. Desde luego el concepto no es nuevo, pero no todos lo entienden y son menos aún los que saben precisamente cuál es esa propuesta de valor.

Uno de los conceptos más utilizados y que es estratégicamente el más importante a la hora de plantear una idea de negocio, corresponde a la respuesta de la siguiente pregunta: ¿cuál es el problema que soluciona nuestro producto o servicio?

Conocer la de manera clara y concisa la respuesta a esa pregunta es parte del conocimiento que se debe tener para entender y conocer la propuesta de valor.

En una empresa que ya está establecida, muchas veces con productos y servicios que llevan mucho tiempo en el mercado, la propuesta de valor, puede confundirse con el mismo producto o servicio, el producto o servicio no necesariamente representan la propuesta de valor y en ocasiones, sólo son el medio por el cual el cliente final recibe esa propuesta de valor.

Existen muchas características que determinan la diferenciación de un producto a otro similar, pero lo que hace que el producto o servicio venda más, es la propuesta de valor que tiene y además cómo se la presenta y cómo le llega al cliente final.

Por ejemplo cuando tenemos un restaurante, el plato como tal no es lo que hace que el cliente seleccione uno en particular, ya que muchos de esos restaurantes, ofertarán el mismo plato o platos similares, existen factores, que van más allá del simple producto como tal, uno que puede ser decisivo, pero sólo de forma circunstancial es el precio, pero no es el que determina la elección deseada.

Entonces, ¿qué es lo que le lleva al cliente a escoger un plato o comida en particular?, suponiendo que el precio no es un problema, y aún así lo fuera, existen diferentes restaurantes que manejan precios similares y están en distintas categorías, entonces, siempre es posible encontrar un restaurante adecuado incluso si el precio fuera un factor decisivo e importante.

Acabamos de ver que aún así el precio fuera importante para nuestra elección, no es el factor fundamental de elección, si bien nos muestra un conjunto más adecuado para nuestra disponibilidad, no determina la elección.

Podemos preguntar a nuestros amigos o familia que les lleva a escoger entre uno u otro restaurante, nosotros mismos podemos dar una respuesta que va más allá del precio, la respuesta siempre estaría inmersa dentro de algunos de los siguientes conceptos:

  • Sabor o sazón de la comida
  • Variedad de la comida
  • Platos caseros
  • Platos elaborados
  • Distancia
  • Tiempo de atención
  • Calidad en el trato
  • Calidad de la comida

Si ves la lista anterior, todos son conceptos que tienen que ver con el gusto, la preferencia y las sensaciones que cada persona tiene o siente al momento de ingresar a un restaurante.

Es en esa pequeña lista y en algunos otros elementos más que se encuentra la propuesta de valor de un restaurante.

Hasta ahora hemos visto que factores que por lo general se consideran importantes como el precio, no son fundamentales a la hora de una elección, sino son conceptos que tocan las sensaciones y emociones de los clientes, las que determinan y definen la compra de un producto o servicio.

Es por eso que muchos productos que llevan años en el mercado siguen teniendo una participación grande del mercado, no porque no existan productos similares e incluso de mejor calidad, el cliente elige una emoción o un sentimiento que le lleva a comprar un producto que se ha hecho parte de su vida y que le genera sensaciones que otros productos similares no.

Con estos elementos, ya establecidos podemos decir que el planteamiento de una idea de negocio debe primero responder a la pregunta ¿cuál o qué problema estamos resolviendo?, por supuesto que debemos también contestar el ¿cómo lo resolvemos?, para encontrar lo que necesitamos para elaborar, fabricar, construir o desarrollar el producto o servicio.

Para una empresa ya establecida esas dos interrogantes, teóricamente y técnicamente deberían estar respondidas y esas respuestas deberían ser claras y concisas.

Pero para ambos casos, tanto las ideas de negocios o emprendimientos, así como para las empresas ya establecidas, debemos identificar la propuesta de valor, que debe ser flexible con el tiempo y las circunstancias.

Seguramente hasta este punto ya se ha debido generar una pregunta más que vidente en el lector y esa pregunta seguramente debe ser algo como: ¿cómo encuentro la propuesta de valor de mi producto o servicio? o tal vez sea esta otra: ¿cómo creo una propuesta de valor a mi idea de negocio o a mi producto o servicio que estoy vendiendo actualmente?

Para responder a esas posibles preguntas y en general para recomendar una forma de encontrar esa propuesta de valor que debes tener a la hora de ofertar un producto o servicio, te puede ser muy útil la siguiente infografía.

Si luego de haber leído este capítulo y haber revisado la infografía detenidamente aún no encuentras la propuesta de valor de tus productos o servicios, no te desanimes, sigue analizando qué emociones, sentimientos o sensaciones generan y seguro podrás encontrar esa propuesta de valor.

Empresas y Emprendedores, una visión distinta de crecimiento. Introducción

PRESENTACIÓN

Luego de varios análisis, diversos estudios, pruebas y algunas experiencias me animé a escribir este primer libro sobre emprendimientos, pero en lugar de publicar este libro en Amazon o cualquier otra tienda virtual de libros electrónicos, escribiré un capítulo por entrada.

Desde luego el promedio de publicación que tengo en mi blog, es de aproximadamente 15 a 20 días, mientras voy desarrollando todo el libro, bajaré mi promedio de publicación a entre 7 y 10 días, para que así, mis lectores y los interesados en este libro, puedan leer de forma casi continua todo el contenido del mismo.

Luego haber hecho la aclaración respectiva y pertinente, es momento de comenzar a desarrollar el libro titulado “Empresas y Emprendedores una visión distinta de crecimiento”.

INTRODUCCIÓN

Sin lugar a dudas, más allá de los motivos filosóficos, sentimientos personales, ideales, sueños, metas y objetivos planteados, el fin definitivo, la razón de ser más importante de una empresa o emprendimiento es: vender su producto o servicio.

Desde luego, existen muchas variables y elementos que se encargan de presentar a una unidad productiva ya sea de bienes o servicios, como una entidad mucho más compleja y estructurada que la sola razón de vender lo que produce, pero al final todo lo que realiza va en pos de ese objetivo.

Muchas empresas en las que he trabajado o prestado mis servicios como consultor y asesor, tenían muchas ideas, tenían filosofía corporativa, había elementos muy destacables, pero en una gran mayoría, el propósito era más que evidente, vender lo que más se pueda, sin importar nada más .

Al final, ambos tipos de empresas, las que tienen una filosofía corporativa y las que se muestran al desnudo con el único propósito de vender, tienen algo en común, si sus ventas no crecen en forma progresiva y en algunos casos exponencial, su vida está limitada y por ende el final de la empresa o emprendimiento es más que evidente.

Entonces, fue que comencé a dibujar y esbozar esa problemática y tratar de entender el concepto más importante que determinaba el éxito o fracaso de una empresa o de un emprendimiento.

Cada empresa o emprendimiento es parte de una cadena o ciclo productivo; no importa cuál sea esta cadena, todas de alguna manera se encuentran intrínsecamente relacionadas.

Uniendo todas estas características evidentes y otras que no son tan evidentes, comencé a diseñar una estrategia que puede ser la base de un crecimiento sólido, progresivo y por sobre todo sostenible en el tiempo, para aquellas empresas y emprendimientos que decidan utilizar esta estrategia, como una alternativa distinta a las convencionales, que no siempre son aplicables a ciertos entornos y a ciertas condiciones.

En la infografía siguiente se describe el proceso en el que se basa la estrategia desarrollada.

Cada uno de los eventos descritos en la infografía anterior, será desarrollado y explicado en detalle en capítulos siguientes, espero que esta visión distinta, sea de utilidad para el lector y el emprendedor que quiere ver su idea transformada en una empresa sólida, rentable y sostenible.