Pensamientos, Varios

El valor agregado de un empleo

Seguramente, también a ti también te ha pasado por la cabeza una pregunta parecida en el momento que tenías que tomar una decisión entre 2 alternativas de trabajo¿cuál es la que más me conviene?

Pero tal vez me adelante bastante en el párrafo anterior, tal vez deba retroceder un poco y volver al momento en el que todavía estás buscando empleo, ¿cuál es tu motivación para mandar un currículo a una convocatoria o a una empresa?

Creo que la respuesta podría ser casi automática, generar ingresos, ¿esa será la verdadera razón?

Al final las respuestas pueden variar, pero en el fondo, siempre la idea principal de las personas que optan por tener un empleo dependiente, está encaminada a tener un ingreso regular constante y fijo, que vaya en aumento a lo largo del tiempo.

Puedo generar mucha polémica con la anterior afirmación, pero, surge una inquietud, si no es el ingreso fijo y constante, ¿cuál la razón que te lleva a tomar un empleo?

Muchas veces los puestos y cargos en la mayoría de las empresas; al menos en mi país, están sobre dimensionados.

Exigen muchísimos títulos y experiencia para un puesto que apenas requieres ciertos conocimientos y saber algo de Excel.

Entonces, la gente que postula y al final la persona que gana la convocatoria, termina sintiéndose decepcionada del trabajo, estudio tanto y se preparó tanto académicamente para un puesto que fácilmente una persona con muchos menos conocimientos podría realizar de manera adecuada.

Sólo cuando pasa una situación parecida al ejemplo descrito anteriormente, es que podemos darnos cuenta que la generación de ingresos no lo es todo, existen otros aspectos mucho más elevados e intangibles que son en realidad los más importantes a la hora de trabajar para alguien más que no seamos nosotros mismos.

Entonces, nuestros compañeros de trabajo que vemos partir con el tiempo, algunos por que encontraron “algo mejor” otros porque los retiraron ya que no “cumplían una función”, ¿son los únicos responsables de esa rotación?

La respuesta apunta a que en realidad los únicos responsables de que un empleado tenga que buscar “algo mejor” o “no cumpla una función” es la propia empresa.

Por qué escogimos al momento de contratar una persona que no era capaz, cómo nos dimos cuenta que no podía realizar la tarea, por qué pedimos cientos de títulos y resulta que eso no ayuda, tal vez sea que la motivación o el mismo trabajo no permite que una persona pueda explotar al máximo sus habilidades.

Los retos, las dificultades, los problemas complejos, hacen que un ser humano pueda explotar al máximo sus talentos y habilidades, si pedimos un Phd en finanzas para un puesto de cajero, seguramente el Phd en poco menos de una semana será el peor cajero de la historia.

En mi país suele suceder que se piden muchos requisitos para temas tan simples, que al final terminan en fracaso, un rotundo fracaso.

Creo que cada empresa si quiere tener éxito y evitar la rotación de personal, debería de analizar cada puesto de trabajo, verificar cuáles son las capacidades que cada tarea requiere y contratar en función de esa necesidad, más allá si los títulos sobran o faltan, lo que se requiere es una persona motivada, que vea en su trabajo diario un reto constante, una oportunidad de aprender y de crecer, sólo así obtendremos el mejor esfuerzo de cada uno de los empleados.

Todo esto nos lleva de nuevo al principio de esta publicación, el trabajo que más te conviene cuando te toque escoger, es aquel que te da ventajas y te crea retos, todas las empresas te dirán que son únicas, que son distintas, pero la unicidad y la distinción es muy difícil de lograr, al final todas se enmarcan en más o menos lo mismo, entonces sólo el método de trabajo, la forma de motivar a sus empleados, las tareas y cómo te consideran, marcan la verdadera diferencia.

No sólo pienses en el mejor pago, piensa en el mayor reto, el mejor aprendizaje, la mayor oportunidad de poder ser tu mismo dentro de un ambiente que no te pertenece, pero te permite crecer.

En la infografía a continuación, verás algunas ideas que tal vez te muestren claramente los temas a tomar en cuenta a la hora de buscar y de decidir por un trabajo.

Hasta otro día!

Anuncios
Pensamientos, Varios

Reingeniería

Hace pocos días me llama un amigo, quería conversar conmigo sobre algunos temas que tenía pendientes y sobre eventos que le habían sucedido hacía poco.

Lo invite a visitarme en BearSoft, luego de varios minutos poniéndonos al día sobre nuestras vidas, decidió comentarme sobre el tema que lo tenía visiblemente preocupado.

Lo habían despedido injustificadamente, algo que sucede con frecuencia, sólo que muchas veces no estamos conscientes de eso.

Esto me lleva a pensar en muchas circunstancias que hacen que las diferentes empresas contraten gente, se supone que han evaluado al “mejor candidato”, sin embargo ese “mejor candidato”, por qué pasa en algún tiempo más, a ya no ser el mejor? 

Las condiciones cambian a la persona, el medio ambiente puede no ser el más adecuado, una persona que trabaja, por qué rinde más en algunos lugares que en otros?, por qué de una empresa que sale recomendado, pasa a otra de la cual sale despedido sin mayores razones?, solo la famosa frase que no pasó el periodo de prueba.

Creo que el 90% de los casos, según la experiencia que tengo, es porque la persona no pudo adaptarse al lugar de trabajo o las condiciones que el empleador propone al inicio, realmente no eran las que se describieron, eso es simplemente un truco comercial de venta, cada panadero alabará siempre a su pan.

Fue luego de oír todo lo que me comentó mi amigo, que la primera palabra que se me vino a la cabeza fue REINGENIERÍA.

Quizá no es el término más consolador u optimista que podía decirle, pero creo que era el más adecuado y además el que más oportunidades le podría dar en un futuro cercano.

Comencé a transmitirle un montón de pensamientos personales acerca de la mayoría de los empleadores, de las empresas y de como las personas pueden hacer quedar mal a toda una institución, sólo porque pueden y llegan a mezclar temas personales con temas estrictamente laborales.

Muchas veces y me ha pasado, cuando denotas una debilidad en tu jefe, con o sin intención es el inicio a tu salida de esa empresa.

Si no agachas la cabeza, respondes con argumentos y demuestras que estás en lo cierto y que lo que estás haciendo está bien y es lo correcto, seguro que también tendrás algunos otros detractores, dependerá si son más antiguos o más allegados al jefe para que se convierta en otra razón más para que no pases el “periodo de prueba”.

Todo esto es como si fuera la receta para preparar alguna comida, siempre sucederá de la misma forma, con algunos condimentos más o menos, pero irá por el mismo camino, claro está, si es que eres una persona de principios y que eres consecuente con tus pensamientos, palabras y acciones, porque si eres una persona que actúa por conveniencia, de los famosos “tira sacos”, siempre estarás “de acuerdo”.

A todo esto, dónde interviene la palabra REINGENIERÍA, preguntó mi amigo, 

tal como muestra la imagen al inicio de la entrada, la REINGENIERÍA es un proceso constante de:

  • Análisis
  • Mejora
  • Resultados

Si analizas todo lo que sucede en tu vida, seguro encontrarás oportunidades de mejora, mismas que se plasmarán en resultados mucho más favorables.

Más allá de que el despido sea injustificado, deberías de ver el bosque y no sólo el árbol. Esas fueron las palabras exactas que le dije.

Buscas trabajo porque es lo que es más cómodo y conveniente para ti, si embargo, estarás sujeto siempre a las “evaluaciones” que el 99% de los casos son totalmente subjetivas.

Cuál la mejora que tiene tu vida de un trabajo a otro? fue la pregunta implícita que había en mis palabras.

Más allá de la comodidad y de las facturas pagadas puntualmente, que cambia en tu vida, el trabajar para una persona que no te valora, distinto sería si te valorara, no estarías acá ahora, estarías en tu oficina trabajando.

Mi amigo me miro detenidamente, como si todo lo que le hubiera dicho, le sería familiar, algo que él había pensado en algún momento de su vida, pero con el tiempo o quizá por la urgencia descartó o no lo vio con buenos ojos.

Fue entonces, que otro concepto descrito en la imagen a continuación se me vino a la cabeza.

MEJORA CONTINUA. Cada día estamos invitados a mejorar nuestra vida, nuestro entorno, nuestra casa, nuestro dormitorio, en fin todo lo que nos toca y rodea.

Un proceso de MEJORA CONTINUA, tiene los cuatro elementos fundamentales descrito en la imagen.

Tras que le comenté sobre este otro concepto, comenzó a pensar en muchas cosas, yo le dije además, que él debía planear un mejor futuro para él y su familia, luego de definir las directrices, comenzar a hacer, trabajar duro, trabajo propio y evaluado sólo por sus resultados, tiene que verificar continuamente, si lo que está planeado es parecido a lo que está haciendo, por supuesto lo que está desviado o no está exactamente como tiene que ser, tiene que actuar a tiempo para cambiar y/o mejorar para que se encamine nuevamente hacia lo planeado.

Definitivamente, todo eso apunta a emprender algún proyecto, por su puesto que no es fácil, pero las cosas se hacen un paso a la vez, tal vez mientras busca su siguiente trabajo, puede ir pensando en esa idea de negocio que puede cambiar su forma de vida y darle una completa REINGENIERÍA.

Más allá de los clichés, sobre frases de autoayuda, las concebidas moralejas o refranes que todo el mudo los dice, pero pocos los practican, existe siempre una forma de mejorar, no importa cuán mal estés, si haces una correcta REINGENIERÍA de tu vida, seguro vas a mejorar y si además siempre practicas la MEJORA CONTINUA, te garantizo, que vas siempre para arriba.

Hay que tomar las cosas con buen humor, con calma y es importante tener paciencia, al final los mejores resultados los consiguen los que tienen paciencia, perseveran, trabajan duro y piensan de forma elevada y no importa cuán grande sea el objetivo, seguro que lo consigues, si mejoras continuamente y te reinventas cada día.

Hasta una próxima oportunidad. 

Pensamientos, Varios

¿Cómo defines el éxito?

Cada día que pasa, tengo la oportunidad de conocer y aprender sobre muchos temas, pero principalmente los que más me llaman la atención, son aquellos que se refieren a oportunidades perdidas o a ideas que descartamos, por innumerables razones.

Muchas personas descartan pequeñas ideas porque aparentemente no tienen un impacto grande a simple vista, sin embargo, es en base a pequeñas ideas que se han construido importantes cambios en la historia.

Depende que tan bien gestionado está tu medio ambiente, tu ecosistema, si eres una de esas personas que no toma en cuenta dentro sus lecciones aprendidas, los distintos sucesos de su vida, no se adapta y no es flexible a la dinámica de la vida, seguramente será mucho más fácil que descartes ideas y dejes pasar oportunidades.

Dentro de mi segundo libro que estoy escribiendo cuyos primeros capítulos los publiqué hace algunas semanas atrás, comento sobre cuál podría ser un buen camino para llevar a la práctica tu idea y convertirla en un emprendimiento que puede cambiar tu vida.

Mucha gente asocia el éxito con el reconocimiento de la gente y del medio donde se desenvuelve, sin embargo; ¿es realmente ese el único camino para ser exitoso?

Existen muchas definiciones sobre la palabra éxito, por ejemplo la extraída del diccionario que es:

  1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
  2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.
  3. m. p. us. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Esas son las tres definiciones que fueron extraídas del sitio web de la Real Academia de la Lengua Española. Ver: http://dle.rae.es/?id=HGAP1jB

Yo en lo personal me quedo con la primera, ya que para mí el éxito se basa en un excelente resultado personal de cualquier empresa o proyecto que emprendamos.

Por ejemplo tengo un amigo muy cercano, que durante algo más de año y medio estuvo trabajando de forma esporádica, tenía pocos proyectos o más bien dicho escasos, apenas le daban para mantenerse de manera muy ajustada.

Varias ideas de negocios que había intentado, resultaron desastrosas con muy malos resultados, en fin, él estaba al borde de la desesperación ya que las cuentas llegan cada mes y no dan un respiro.

Fue entonces que nos reunimos un día en mi  Laboratorio Secreto (BearSoft), donde doy forma a mis ideas y trato de aportar a la gente que conozco o que me permite que le colabore, fue ese día que en medio de la charla le invité a que reflexione sobre lo que para él sería el éxito y cuál sería el resultado deseado, el que él quiere alcanzar.

Después de varios minutos que usó mi amigo para ordenar sus ideas y deseos, me dijo de manera continua y sin pausas todo lo que él quería que le sucediera, que fue algo como esto:

  • No tener que preocuparme por tener que conseguir el dinero para cada mes. Recibir a través de cualquier actividad que realice el dinero mínimo necesario al menos para vivir.
  • Tener tiempo para hacer otras actividades y así todo el dinero adicional producto de mis actividades extras, lo pueda ahorrar o usar para mi familia e invertir en algún otro negocio.
  • Tener tiempo para estar con mi familia y también compartir con mis amigos, no me gustan los trabajos en los que entras de día y sales de noche, es por eso que un trabajo convencional no es lo mío.

Ante esas tres ideas claramente definidas en sus límites y alcances, le sugerí que comience a buscar un trabajo poco convencional y si no lo encontraba que él mismo plante a través de la resignación de ciertas comodidades a cambio de otras, ese podría ser el inicio de la construcción de su éxito.

Así como muestra la imagen al inicio de esta entrada, el éxito se debe construir día a día y es sólo nuestro, para mí el éxito está en ser feliz y tener tu medio controlado y que tus actividades tengan un buen final y alcances tus objetivos, más allá de si esa consecución de objetivos sea o no reconocida, te basta tu propia tranquilidad y felicidad para ser y sentirte exitoso.

Mi amigo tardó como 5 o 6 meses en encontrar la persona que aceptó su idea de resignar ciertos privilegios y comodidades a cambio de otras, consiguió luego de decenas de currículos enviados y varias entrevistas de por medio, la empresa y en particular la persona que estaba de acuerdo en cambiar el contexto y lo convencional por algo que podría ser una alternativa muy positiva.

Ahora mi amigo, desde hace casi 6 meses, trabaja de 8 de la mañana a 4 de la tarde, gana un salario que le permite vivir tranquilo y tener sus gastos controlados incluso algo de ahorro, puede dedicarse a otras actividades tal como él quería, también tiene mucho más tiempo, no tiene horarios, no sufre de estrés ni de descuentos y siente que el éxito está comenzando a rondar su vida, yo pienso que él está comenzando a construir su propio éxito.

Si te sientes agobiado y estás estresado, además piensas que no eres exitoso, te invito así como lo hice con mi amigo, a ordenar tus ideas y deseos, luego búscalos pero no te olvides que tal vez debas resignar algunas cosas a cambio de otras mejores o más valiosas para ti.

¡Dale! Inicia hoy, no te olvides que el éxito se lo construye, no lo regalan ni se lo compra, cada idea por muy pequeña que sea cuenta, cada oportunidad sirve, cada instante podría ser el inicio de una nueva vida para ti.

Hasta la siguiente entrada…

Pensamientos

Negocios,Tecnología, dependencia o independencia?

Para los que somos emprendedores, y sobre todo amamos la tecnología, seguramente la combinación perfecta es,  tener nuestro propio negocio, donde ofrecemos un producto y/o servicio y si está en la web mucho mejor, y si generamos ingresos de manera mensual, bajo un modelo de negocio que nos permita crecer de manera progresiva, hemos conseguido la meta que muchos persiguen pero pocos encuentran.
Ahora bien existen condicionantes grandes, que poca gente quiere ver o quiere entender, los modelos de negocio en el área tecnológica funcionan cuando existe mercado, cuando existe cultura en el uso de productos y/o servicios tecnológicos.
Será que nuestro mercado es apto para este tipo de oferta?, supongo que si la respuesta es negativa, entonces lo siguiente que se debería de planear es conseguir mercados en otro lugar donde estos productos y/o servicios sean requeridos.
Quién debería de ser el encargado de conseguir esto?, supongo que los startups que actualmente se están difundiendo podrían ser una alternativa, pero que hay de los proyectos ya consolidados, que ya tienen un producto listo para ser vendido, pero que no encuentran mercado?
La idea es remar solos?, o crear un frente tecnológico que permita a Bolivia salir de la matriz productiva actual y cambiemos de matriz productiva apuntando al siglo 21 y dejando atrás la venta de materia prima.
Luego de 12 años de ser profesional, 10 años estar de forma independiente, dentro de los cuales 8 años que administro mi propio emprendimiento, aún la posibilidad de conseguir mercados es baja, me parece que las cosas no han cambiado mucho en todo este tiempo, la filosofía sigue siendo “sálvese quién pueda” o “mientras yo esté bien lo demás no importa”.
Así que luego de tantos obstáculos, muchos emprendimientos fracasan y las personas vuelven a la dependencia económica de alguna empresa tradicional, que no tiene como función principal la creación de tecnología y seguimos atrasados.
Realmente la pregunta es, ser dependiente y poder generar recursos o ser independiente y estar a expensas de la posibilidad de conseguir algún mercado dónde nuestro modelo de negocio pueda generar alguna utilidad.
Creo que es hora de pensar, en muchas más variables que solo hacer startups, creo que se deben generar oportunidades y mercados de forma democrática y que estas sean socializadas para todas las personas que tienen la idea, que tienen el producto o que desean ingresar al mundo del emprendimiento.